El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

martes, septiembre 18, 2007

El rompeolas, poema de David González

Gracias a la polémica sobre David González, he releído en blogs y en libros sus poemas, y me he encontrado con éste, que es uno de mis favoritos:

EL ROMPEOLAS

mi padre
se levanta temprano
cada mañana
para ir a nadar
para ir a nadar
a la piscina municipal en invierno
y a la mar del cantábrico en verano

él se cree que así
me comenta mi madre, escéptica
no se va a morir nunca

desde la ventana del estudio
donde me encierro a escribir
desde por la mañana temprano
y hasta bien entrada la tarde
puedo ver la playa de mi padre
la arena que está pisando
y si tuviese a mano unos prismáticos
y forzara un poco la vista
podría, incluso, verle a él

hace tiempo, años, que no le veo
ni hablo con él
ni siquiera por teléfono

pero cuando luego
retiro mi frente del cristal
y acerco la silla
apoyo los codos sobre la mesa
y empiezo a escribir
lo hago con la confianza y seguridad
del que se sabe con las espaldas protegidas:

su padre está ahí afuera,
nadando

y no se va a morir nunca.

4 comentarios:

Jesús Alonso dijo...

Este poema es muy bueno, muy bueno.

Maurizio di Mauro dijo...

Adoro el blog y descubrir estas cosas.

Viktor Gómez dijo...

Yo me estoy leyendo ahora un libro que me ragalaron hace casi dos años un amigo de Murcia que ya no es amigo. Le debo el favor y la gracia. Espero que la vida sea con el buena y azarosa, como mi recepción de ese poemario "El amor no es contemporaneo" de David Gonzalez.

Este extremado sensible poeta, genuino y veraz hasta el dolor de nudillos, tiene la tersura del tigre y la perseverancia de la paloma.

Su estilo es inconfundible, eso ya es un puntito.

Y tiene, como en este poema, la capacidad de enredarnos en la más urgentes de las lentitudes amatorias: las de los otros en nos/otros.

Un abrazote,

Viktor Gómez

DR dijo...

Buen poema de David.
Uno más -el poema, de los muchos que pudiéramos entresacar de su obra; y el que lo afirma, al sumarse a tantos otros-.