El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

viernes, noviembre 25, 2011

Tenía 20 años, me miraba el ombligo y escribía un poema, sin pensar que podía haber alguien al otro lado (LVIII)

58.

Y de cada punto
parten cien mil líneas
todas las posibles
hasta llegan a ser la densa noche.
De cada punto
otro cuerpo
otro ser desprendido
que quizá me sobrevuele
y me recuerde con lástima
o me ataque
hasta necesitarme.

ANA PÉREZ CAÑAMARES - A LOS 20 AÑOS