El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

viernes, septiembre 30, 2011

Tenía 20 años, me miraba el ombligo y escribía un poema, sin pensar que podía haber alguien al otro lado (XLII

42.

Muéstrame el valor de este celo enjaulado
bajo la luz reprimida blandamente

enfréntalo
al débil tesón,
a las pétreas ventanas,
a los lánguidos encuentros.

Devuélveme tu niñez y tu lengua
y aprenderé a decir no
para no querer nada

(Dime qué le queda de sí al precipicio
si no sabe que es el borde del vacío).

ANA PÉREZ CAÑAMARES -A LOS 20 AÑOS

1 comentario:

BaBel dijo...

uff...