El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

jueves, septiembre 15, 2011

Presentación de Corazones de manzana, poemario de Alicia Es. Martínez Juan

¿Qué? PRESENTACIÓN DEL POEMARIO CORAZONES DE MANZANA, de Alicia Es. Martínez Juan, editado por Cocó

¿Cuándo? El sábado 17 de septiembre (ESTA SEMANA) a las 20:00 h.

¿Dónde? Librería La Marabunta de Madrid: http://lamarabunta.info/. C/ Torrecilla del Leal, 32. Lavapies, Madrid Tlf.: 915305555 libreria@lamarabunta.info

¿Cómo? Recitando, debatiendo, discutiendo, dialogando,...

¿Quién? Alicia Es. Martínez Juan y Ángel Petisme


SOBRE CORAZONES DE MANZANA:

Corazones de manzana, editado por el sello valenciano Cocó, es el primer poemario de Alicia Es. Martínez Juan y estará en breve en todas las librerías. Alicia Martínez es Licenciada en Ciencias de la Información - ha trabajado 20 años en distintos medios de comunicación-, actriz, poeta y tabernera: los últimos años los ha dedicado a gestionar con su compañero, Isaac Alonso, el Bar El Dorado-MAE, ahora Asociación Literaria, que se ha convertido en referencia poética en toda España. El último proyecto en el que se ha embarcado, siempre buscando la reconexión poesía-pueblo, ha sido la organización del Festival de Poesía de Valencia Vociferio. Su naturaleza poética la empuja hacia la oralidad y la dramatización lírica.

Aunque ha publicado en numerosas revistas, en papel y digitales, y mantiene el blog poesiabajolamesa.blogspot.com, éste es su primer libro. Un trabajo que ha acabado siendo algo más complejo que un poemario puesto que se crece con una colaboración o coautoría con la diseñadora Fransini, afincada ahora en París, de manera que la propuesta artística de la pintora ha venido a dialogar con los poemas convirtiendo el libro en mucho más que un poemario de una autora: es un constructo sobre la sociedad actual que no puede dejar indiferente. De él ha dicho el poeta Enrique Falcón en el prólogo de este poemario, que antes de llamarse Corazones de Manzana fue La Conjur(g)ación de los con-versos:
"Acta levantada para dar noticia de dicha conjura, Corazones de manzana ha querido saber mirar lo que no mira nadie. Las condiciones de la conciencia en los cuerpos y en el espíritu expropiado de las clases trabajadoras. El atropello persistente sobre todo lo femenino. El olor de una ciudad que se quiere inodora y deslumbrante. Los muertos de Julio y su silenciamiento de doble muerte. El arrodillamiento íntimo de la conciencia del periodista. El acallamiento de quienes han sido arrojados a las cunetas de la historia. La canalla elaboración de lo que el poeta Antonio Orihuela (escritura la de Antonio tan cercana a ésta de Alicia Martínez) llamaría “la falsa palabra”. Los regímenes invisibles de la reclusión. Las maneras con que un hombre, paulatinamente, se convierte en un impostor...
Contra el nihilismo de nuestro tiempo se levantan estos poemas. Lo hacen con veracidad y sólo por esto ya se merecen nuestro estremecimiento. Desde las profundidades de un sistema caníbal, desde las gargantas de este modelo de desarrollo contra el ser humano..."




Algunos poemas del libro:

Soy la que mancilla las palabras
La que escucha el viento,
el tráfico, las sirenas y los llantos
mientras tú hablas
desnuda tu sangre
a jirones el asfalto


Soy aquella que imprime versos en versalita
que cierra los ojos
transcribe mentira y gorda
Mira hacia atrás/ cuello roto


Ahora, en las ruinas de tu calle, compongo un edificio enfermo
y grito, como diría el poeta: I’m a fucking journalist.


I
Un beso, corazón,
y todo habrá valido la pena.
No hacer nada
para estar contigo.
Ése es mi precio.


II
Vi llegar la bomba,
silbaba el aire.
En el preciso instante
antes del impacto
desaparecí por el espejo.


III
¡A las barricadas¡
¡A las barricadas¡
Me eché a dormir
y el fuego no me alcanzó.
No desperté.


RÉQUIEM por los trabajadores


Huestes de ángeles imperiofollados
recogen a los trabajadores del mundo
se arrojan tierra a los ojos


Hoy se firma el Acta de Defunción del siglo XX


No voy a hablar. Lo prometo
No gritaré
No levantaré banderas
ni haré sonar trompetas de guerra
No volveré a llamarles camarada
ni siquiera compañera


¿Qué acaso compartimos el pan?


Ya no hay nada que decir
Puta me entrego.
Mis manos. Mis hombros.
Mis piernas.
Mi cabeza. Mi sexo
Yo ya no soy yo.
Soy tu mano de obra...
Hazme lo que quieras

Blog del Libro: corazonesdemanzana.blogspot.com