El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

jueves, septiembre 02, 2010

Mis poemas y cuentos en blogs

En el blog ZuMo de PoEsÍa, aparece mi poema Lo malo de la trinchera, de mi anterior poemario, La alambrada de mi boca. Muchas gracias!

En el blog de la antología La manera de recogerse el pelo, puede leerse un poema inédito que titulé Nosotras no somos malditas, y que escribí al caer en la cuenta de que nunca he oído denominar a una mujer poeta maldita.

La editorial La Única Puerta a la Izquierda L.U.P.I., que publica la antología El Tejedor... en Madrid, tiene un blog en el que ha ido colgando poemas de los autores que participamos en esa antología. Aquí podéis leer mi poema Estaciones, también incluido en Alfabeto de cicatrices.

Casilda García Archilla (Sociedad de diletantes), esa artista de los objetos frágiles, cuelga Buenas intenciones, un poema que aparece en Generación Blogger y en Alfabeto de cicatrices, y me regala un trocito de azul. Gracias, Casilda.

En Insólitos, el blog del poeta Joaquín Piqueras, puede leerse el poema En esta ciudad de líneas rotas, que pertenece a La alambrada y que está también en Generación Bloguer.

No puedo olvidarme de darle las gracias a Vicente Muñoz Álvarez, Ana Patricia Moya, Pepe Pereza, Ángel Muñoz y el Kebrantaversos, que me mencionan en el blog Las afinidades narrativas.

Déborah Vukusic habla de su lectura de En días idénticos a nubes en su blog Abeja con orejas de lobo, y dice todo esto:

la noche previa a la presentación de LMDREP: G.B. en la fnac tuve la suerte de tener al lado de mi mesilla En días idénticos a nubes, de Ana Pérez Cañamares. sus relatos sobre la infancia tienen, sobre todo, dos cosas que admiro: un ritmo trepidante, el mismo ritmo que Ana imprime a sus poemas, y una voz no femenina en narradores masculinos. en los relatos de mujeres siempre detecto sus muñecas, bien por descripciones peyorativas en los personajes masculinos o porque las miradas de estos contemplan cosas en las que sus ojos jamás repararían. puedo afirmar que la calidad del libro consiste en la destreza de la escritora que, con un pulso envidiable, consigue narrar a través de la acción exclusiva atmósferas sin adjetivos. y por si fuera poco, tres relatos todavía se me cuentan una semana más tarde: los sentimientos fascinantes entre los hermanos, las siestas con la tía susana y los deseos silenciosos de unos amigos en el bosque. si esto sucede, como digo, una semana después de leerlo, es que el libro merece la pena.

GRACIAS, Déborah.

(Y dentro de poco, muchos más).

1 comentario:

zUmO dE pOeSíA (emilia y aitor) dijo...

GRACIAS A TI por la parte que nos toca. UN SALUDO DESDE

zUmO dE pOeSÍa
zumo-de-poesia.blogspot.com


EMILIA ALARCÓN