El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

martes, marzo 16, 2010

Un poema de Antonio Martínez i Ferrer

Gaza hoy.

Hay un grito enrollado
a una farola ciega.

El amanecer es olvidado
en un ataúd de cristales rotos.

El recuerdo de una ventana
espera su mañana.

Alguien entierra el futuro
en las tripas de una deflagración.

Los zapatos niños envejecen
esperando los pies que ya no existen.

Unas miradas de polvo
bailan en los escombros.

La novia recoge las lágrimas
a solas con la noche.

La golondrina aturdida
espera la rama ausente.

Alguien reza oraciones sin manos.

ANTONIO MARTÍNEZ I FERRER

4 comentarios:

Demonio del Bien dijo...

Esta poesía -y otras de este hombre- aúna un irracionalismo y una disonancia que llegan a ser de lo más lógico -lógico poéticamente hablando- dado el dolor sin sentido, atroz, que la genera.

El Demonio del Bien ve que dentro de lo mal etiquetado como poesía social -toda poesía para él es social siempre que haya, al menos, un lector; siempre que la poesía no esté encerrada en un cajón- este tipo de poemas que practica este señor es de lo más aceptable.

Observa este demonio que abundan en demasía los autores que basan su discurso en las desgracias e injusticias ajenas, como si escribir siempre acerca de eso fuese acreditar al poema, como si ahondar en ese tema fuera hacer justo al poema. Y no, no está de acuerdo con ellos, no le parecen éticos, en muchos casos, esos autores, considerando que se trata de una impostura, porque un tema "justo" no hace necesariamente justo al poema, no, pues el poema, para ser, no debe ser otra cosa que autenticidad.

En cambio, como ya hemos dicho, ama algunas de las imágenes y metáforas que le salen del alma a este autor valenciano que traes a este sitio.

El Demonio del Bien.

Voltios dijo...

un referente antonio, sin más, gracias ana por traerlo.

roberto dijo...

Gaza recibe de vuelta
lo que creo con sus propias manos
Desolacion, muerte
bombas en lugar de invernaderos
odio predicado en las escuelas
Desde lejos todo parece mas claro
los pobres son buenos los ricos son malos.
Europa se apiada y limpia sus culpas: 1492, 1938.
Manifestemos hermanos por los pobres
que puedan venir a limpiar nuestra mugre.

LLarpo. dijo...

El dolor sembrado en Gaza, no nos puede ser ajeno. Una vez finalizada la guerra se creía que estos esperpentos NO se volverían a ver pero seguimos viendo niños de pies destrozados por el horror, oraciones de palabras vacías, manos inocentes iluminando la culpa de aquellos que se creen escogidos.