El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

martes, mayo 12, 2009

Gratitud, un poema de Víktor Gómez

GRATITUD:

No aplaces la alegría, que tu esperanza no sea
la de las victorias y los números.
Las estatuas no aplauden, los mármoles no ríen,
las columnas no corretean.
En esta precariedad de ser un rapsoda, ni versos
tengo que me retengan.
Y aún así, cuando regreso cada noche a casa
siento que hasta las alcantarillas conocen mis pasos
y agradecen mi lentitud.
Como quien tiene por igual al ratón y la estrella
-ambos juegan en la noche a zamparse un queso-
en la triple certidumbre
del crepúsculo, el viento orea consignas que los estibadores
y las pescateras acatan.
¿Quién que reparta mañana sus peces
no traerá por mi errar una cesta de arenques sabrosos?
Ese es, desde las lecciones del tiempo,
la voluntad y lo suficiente que puedes llevar,
a los 'huérfanos aún' de las catástrofes.
No poesía para reñir o volar, sino riña o vuelo
que tienen posibilidad de almuerzo,
constancia en la mesa y en la desnudez abrigo.
Ese es, pequeño y constante, el libro que te traigo
con olor a pescado frito y a comunión irrenunciable.

VÍKTOR GÓMEZ

(Tomado de su blog Víktor Gómez "Valentinos". Gracias)