El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

lunes, julio 21, 2008

Estoy cansado, un poema de Yehuda Amijai


ESTOY CANSADO

Estoy cansado como un idioma antiguo
en el que penetran palabras extranjeras.
No puedo protegerme.

Me compraré un perro
y le enseñaré a añorar.

Una puerta rechina:
no es quien yo quiero.

Pero en los atardeceres benévolos aún se llena la calle
de sustitutos de padre y sustitutas de madre.

YEHUDA AMIJAI. Detrás de todo esto se oculta una gran felicidad. La poesía señor hidalgo. Traducción de Raquel García Lozano.

3 comentarios:

Enredada dijo...

Realmente un poema hermoso...
eso de
"Una puerta rechina:
no es quien yo quiero."
es terrible y desesperante...
mil besos

Ana Pérez Cañamares dijo...

Me alegra mucho que te guste. Para mí es uno de los poemas más bellos, siempre que lo leo se me queda resonando. A mí me gustan especialmente los últimos versos: esos sustitutos de padre y sustitutas de madre. Gracias, besos

Viktor Gómez dijo...

Ana:

Otra deuda que tengo contigo es haber descubierto a este poeta. Es cierto que desde su extranjería me penetra con más verdad y hondura que el 80% de los poetas peninsulares. Gracias, de corazón, te lo dice un huerfano que ha vivido desde siempre en la gratitud de los dos últimos versos de este poema.

Cuidate buena

Tu Victor