El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

miércoles, marzo 19, 2008

Poema zen


No tengo padres, hago de los cielos y de la tierra mis padres.

No tengo hogar, hago de mi consciencia mi hogar.

No tengo vida ni muerte, hago de las corrientes de mi aliento mi vida y mi muerte.

No tengo fuerza divina, hago de la honestidad mi fuerza divina.

No tengo medios, hago de la comprensión mis medios.

No tengo secretos mágicos, hago de mi carácter mi secreto mágico.

No tengo cuerpo, hago de la resistencia mi cuerpo.

No tengo ojos, hago del destello del relámpago mis ojos.

No tengo oídos, hago de la sensibilidad mis oídos.

No tengo miembros, hago de la presteza mis miembros.

No tengo estrategia, hago de “lo no oscurecido por las ideas” mi estrategia.

No tengo planes, hago de la “captura de la oportunidad” mi plan.

No tengo milagros, hago de la acción rápida mis milagros.

No tengo principios, hago de la adaptabilidad a todas las circunstancias mis principios.

No tengo tácticas, hago del vacío y de la plenitud mis tácticas.

No tengo talentos, hago del ingenio presto mi talento.

No tengo amigos, hago de mi mente mi amiga.

No tengo enemigo, hago al descuido mi enemigo.

No tengo armadura, hago de la benevolencia y de la rectitud mi armadura.

No tengo castillo, hago de mi mente inmutable mi castillo.

No tengo espada, hago de la ausencia del yo mi espada

Samurai Anónimo S.XVI


(Para el pueblo tibetano, uno más entre tantos pueblos oprimidos)

9 comentarios:

steppenwolf dijo...

Estando de acuerdo con el poema, no podia ser de otra manera, me gustaria que alguien se acordara del olvidado pueblo kurdo y de su repartido territori el Kurdistan. A parte desearia que Kundun, siguiendo el ordago que se ha marcado, presentara la dimisión, aunque solo sea por haber aceptado la medalla del congreso americano de manos de otro asesino genocida como es el señor de la guerra Bush. Kundun a traicionado sus enseñanzas y los principios del budismo. ¿Que ejemplo los jovenes monjes Burmanos?, de los que por cierto, ya nadie se acuerda.

Jesús Ge dijo...

Suscribo el bello poema que presentas y el recuerdo, el apoyo y la solidaridad con otro de tantos -como tú dices- pueblos que tienen que soportar la prepotencia de los grandes oligarcas mundiales.
No servirá de mucho que cuatro poetuchos (perdón por el término) se hagan eco en la red, pero "se hace camino al andar".
Además, hago de “lo no oscurecido por las ideas” mi estrategia.
Un abrazo.
Jesús Ge.

Jose M. dijo...

me ha llegao, lo de la ausencia del yo

Proyecto KamiKaZe dijo...

Hermoso poema.

Gracias a ti por pasar por mi blog, me encanto tu relato incluido en esa compilacion, me lo regalaron hace poco y ya lo preste, me gusata que no se queden guardadas las cosas interesantes si no ke circulen, por puse el relato en mi blog espero ke alguien mas lo lea y tmb le guste. ahora continuo leyendo el blog. estare en contacto, suerte.

Adolfo González dijo...

Bello poema, Ana. Además últimamente una de mis lecturas es el Tao...

Un abrazo

Shakadal dijo...

See here or here

Kpax dijo...

Comparto tus inquietudes, saludos

Estel_Julià dijo...

Hola Ana,

Hay que ver cómo de la nada pueden surgir tantas cosas... la verdad es que da para pensar mucho.

Un placer que lo hayas traído hasta aquí.

Enhorabuena,


Estel J.



PS. Libreria Primado, Valencia, recuerdas??.

Luisa Miñana dijo...

Siempre he reconocido mi dificultad para el pensamiento de Oriente. Pero este poema es tan inapelable como la vida. Gracias.