El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

jueves, enero 10, 2008

Un poema de Txe


He aquí la mano trémula del insomne,

la que trata de abarcar la vida, romper el muro, saltar la valla,

cavar el túnel que escapa horadando la tierra y sale a la luz

si es que esa luz existe. He aquí al hombre asustado,

su verbo indeciso, la voluntad endeble, el inútil timonel

de un barco a la deriva que es un hombre, que encalla

en cada playa atraído, ebrio, por los cantos de sirena.

Y por favor que haya esa luz, que exista y sea cálida,

que ilumine al menos el final del camino,

la meta extraña, el muro, la llegada

después del hambre y la sed,

el puerto donde atracamos para olvidar el sudor,

que nos digan cuando vamos a llegar,

si es que llegamos algún día

y es tal y como creíamos.

2 comentarios:

gsus dijo...

ana
guapa
que feliz año y todas esas cosas,

iba decir que a "pesar" de su juventud pero suena un poco mal,

que quiero deir que sergio txe
es un tío con un futuro impresionante en esto de las letras,

a mí me encanta
este cabrón.

cabrón también suena mal, pero lo digo en el buen sentido.

Miriam G. dijo...

¡Es muy bueno txe!

Un beso, Miriam G.