El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

lunes, enero 07, 2008

Poemas de Anna Ajmátova


(Para comenzar el año, unos poemas de la poeta rusa Anna Ajmátova. Este año no he pedido ningún deseo. Para el año pasado pedí tranquilidad, y el año me trajo de todo, bueno y malo, menos lo que había pedido. Así que este año acepto lo que venga: acepto, pero no me rindo. De momento arrimo el hombro escogiendo unos poemas que a mí me parecen espléndidos. Buscar buena poesía: no es un deseo, es una tarea que me impongo y acepto gustosa. Encontrarnos aquí, bajo el techo de la poesía: eso es un lujo).


ÚLTIMO BRINDIS

Bebo por la casa destruida,
por la vida terrible,
por la soledad entre los dos
y por ti yo bebo.
Por la mentira de los labios traicioneros,
por el frío mortal de los ojos,
por el mundo brutal y tosco,
por lo que Dios no salvó.





A MANERA DE EPÍLOGO



Y allá donde inventan los sueños
no hubo suficientes para nosotros.
Vimos uno y había en él
la fuerza de la primavera al llegar.





No repitas lo que fue dicho antes,
tu alma es rica.
Puede ser que la poesía misma
sea la única cita admirable.






NOCHEBUENA (24 DE DICIEMBRE)



El cierre de un ciclo reciente
es tan difícil para el corazón,
he abandonado muchos hábitos en la vida
y ya casi nada me falta.



Creo que los pinos de Komarovo
hablan en su propia lengua
y como primaveras aisladas
se yerguen en los charcos, bebiéndose el cielo.

(Este último poema fue escrito poco antes de morir. Anna Ajmátova está enterrada en la bahía de Komarovo. Poemas dolorosos los de Ajmátova, porque como dice en la contraportada de la antología Soy vuestra voz (selección y traducción a cargo de Belén Ojeda), publicada por Hiperión y de donde extraigo estos poemas, fue "sobreviviente de circunstancias terribles". Muertes, castigos, soledades, represalias a los que ella dio voz de forma estremecedora, oscura unas veces, luminosa otras).

7 comentarios:

Andrés dijo...

Es curioso que hable del cierre de "un ciclo reciente", cuando lo que se cierra, está claro (y se encarga de dejarlo claro) es su vida entera.

Es precioso, Ana, un beso. Am

Nuria Ruiz de Viñaspre dijo...

Magnífico encuentro este de Ajmátova. Gracias por recuperar la memoria de sus letras y retenerlas desde el pasado, su pasado

Ernesto dijo...

Es un poema precioso este de Nochebuena (los otros también, pero este me ha tocado). Gracias Ana.

Miriam G. dijo...

Así me gusta que escriba sobre el dolor quien lo conoce.

Gracias Ana.

Un beso, Miriam G.

Viktor Gómez dijo...

Ajmatova, Tsvetaieva, Mandelshtam, , Pasternak, marcan toda una ruta de la desmemoria, de la derrota, del exilio o el sufrimiento que se ha dado en llamar la tragedia rusa, la soledad y desdicha de los poetas balcánicos.

Has hecho una muy buena selección de poemas. Y me incita a poner también yo algún otro en el blog.

Animado salgo, pese a la cicatriz latente de una poesía entre el canto y la ceniza, de poetas vapuleados, descolgados de toda posibilidad de dicha, que nos alertan todavía de la gran atrocidad que supone dejarse llevar por los fascismos, la hipocresia y el fanatismo de los egotitanes del poder.

Un beset,

Tu Víktor

Jesús Alonso dijo...

¡Queda inaugurado el año poético y bien inaugurado! Gracias por los poemas, por estos y por los otros, por los tuyos y por los de los demás.

Inma Luna dijo...

Magníficos poemas, Ana, especialmente el segundo, gracias por traerlos hasta aquí. Besos.