El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

viernes, enero 18, 2008

Poema: A salvo en la deriva

A SALVO EN LA DERIVA

Me quito el reloj:
me suelto las esposas.
El día deja de ser
un mar señalizado por balizas.
Como bancos de peces
bajo mi cuerpo
pasan las horas.

10 comentarios:

Manuel Márquez dijo...

Tu reloj, obviamente, no era acuático...

Un abrazo.

P.S. me asombra la gran frecuencia con que actualizas. Qué frenesí (y qué envidia...)

Miriam G. dijo...

Como siempre descomunal.

Un beso, Miriam G.

thoti dijo...

.. me han encantado las imágenes que has utilizado..
.. saludos desde mis colinas..

Jose M. dijo...

que duermas bien

Viktor Gómez dijo...

"Dentro de tan pequeño poema cabe mi vida.
Ese es tu don, un decir
habitable
en lo suficiente."

Tu Viktor

P.D.: vuelco ese "A salvo en la deriva" en mi blog.

un beset.

kebrantaversos dijo...

GUAPÍSIMA
el kebran

Ernesto dijo...

Qué bonito Ana, gracias por escribir (me he comprado tu libro y lo he disfrutado mucho, mucho). Un beso grande.

Ana Pérez Cañamares dijo...

Gracias a todos!

Mayka dijo...

"Me quito el reloj:
me suelto las esposas"

Me han impresionado especialmente esos dos versos, creo que definen a la perfección el concepto del tiempo que tenemos en Occidente.

Impresionante

Saludos!

Ana Pérez Cañamares dijo...

Muchas gracias, Mayka, y un abrazo sin presura