El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

lunes, septiembre 10, 2007

Poema de Safrika


Para esta tarde bochornosa -cielo de panza de burro-, un poema de amor lúcido y sincero, nada cursi ni trasnochado, con el que Safrika -una poeta más, bastante más que interesante, que os recomiendo y con la que tendré el gustazo de compartir antología en Hank Over- me ha conmovido y me ha hecho sentir deseos de haberlo escrito y habérselo dedicado a mi pequeño dios transparente.


Él para mi es como un pequeño dios transparente y
Fugaz pasa por mi lado y me penetra
Rápidamente, puede mantener la polla dura
Durante horas, polvo tras polvo y
Mirarme a los ojos a la vez
Y decirme te amo.
Palabras que comprenden nuestro espacio.
Él es el hombre con el que soñaba algunas
Noches cuando volvía a casa sola por
El cauce del río sin temer nunca
Que me pasara nada malo.
Él es el hombre que soñaba en
El ascensor cuando apretaba el botón del séptimo
En los años noventa.
Es el hombre que soñaba cuando daba la espalda
A Jose en la cama y miraba a la pared viendo siempre
Formas en el estucado.
Y cuando me quitaba las bragas y cuando
Me las ponía y cuando me duchaba cerrando los ojos
y cuando
Leía libros junto a la ventana que daba al patio.
Es el hombre que soñaba cuando pensaba en
Bodas y martillos, cuando pensaba en hijos y
Cuando soñaba con una vida nada siniestra.

Con una
Vida.

Sencillamente.

Y ahora está ahí, las suelas de las zapatillas gastadas
porque
No le funcionan los frenos de la bicicleta y
Tiene el cabello rizado no fuma mucho
Por las noches habla en la cama
Casi siempre en la oscuridad
de Céline
y Bukowski, también de EE Cummings y yo estuve a
Punto de hablar de Dylan Thomas y
Edith Södergran
pero estaba
Escuchándole y a veces pasa que siento que podría
Quedarme así
Toda la vida.
Después quiero ponerme a escribir poemas de
Amor escribir sobre todo esto sin que
Suene cursi o trasnochado y al entrar
Esta mañana en una sala, en el trabajo
Olía a café soluble que es como huele su
Aliento por la mañana cuando viene a besarme
Antes de irse a trabajar.
Y me quedé ahí en medio, sin dudas
Con algún objeto inanimado en la mano
Pensando en
Lo mucho que le amo y en escribir
Un poema que lo diga.
De una vez

Por todas.

7 comentarios:

M dijo...

Mejor no se puede decir.

Miguel Pérez Díaz dijo...

Esttoy enamorado de la poesía de safrika, no me cansaré de decirlo. Ana yo suelo andar por las canarias como profe sustituto de música en secundaria, así que te avisaré si caigo cerca de ti.
Te dejo mi website:
http://www.miguelperez.es/
Salud!

Ana Pérez Cañamares dijo...

Me alegra mucho que os guste. Yo la voy descubriendo poco a poco y me chifla, la encuentro muy cercana.
Miguel: nací en Canarias, pero llevo viviendo en Madrid casi toda la vida, y aquí sigo. Por Canarias sólo voy de vacaciones cada vez que puedo, eso sí... Luego me paso por tu web. Saludos y gracias

SONIA dijo...

Realmente espectacular. "Narrar" lo cotidiano con esa soltura es lo que hace inmortal un poema. Yo la descubrí hace poco y leer sus poemas es como comenzar un combate de esgrima en el que sabes que estarás herido de antemano.

Un abrazo

Alfman dijo...

tanta franqueza que deja la piel como vuelta del revés...

Miguel Pérez Díaz dijo...

VIVA!!!

David González dijo...

Pues Safrika ya ha escrito un poema de amor que más de uno (yo mismo) hubiera dado la mano por escribirlo. Chapeau, Safrika. Chapeau, Ana, por colgar uno de los poemas de AMOR (amor del bueno) más buenos y verdaderos que haya tenido ocasión de leer nunca...