El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

viernes, junio 29, 2007

Poema: El camino del error

El camino del error es pedregoso.
Sólo cabe tropezar, caer, volver a levantarse.
Un segundo de humildad
cuando estás postrado de rodillas.
Otro segundo de orgullo
mientras te incorporas.
Y luego veinte, cincuenta, cien pasos
antes de encontrar entre las piedras
una moneda, un hueso, un corazón seco
que te recuerde que todo error
se cobra un precio.

12 comentarios:

kebrantaversos dijo...

cuanta razón tienes en este tu poema ANA, como siempre muy bueno y esos dos versos finales, amargos, sinceros, directos. La vida escrita en forma de poema, ANA. Siempre contigo, EL KEBRAN

Enrique Ortiz dijo...

El precio, sí, siempre parejo, siempre la etiqueta. Gran poema, Ana, como siempre. Me pregunto si son poemas recientes que estás escribiendo ahora o poemas rescatados que pones en el blog. Un abrazo, Ana.

Fernando dijo...

Sí..tienes razón...pero que humano es lo que has contado...sin errores las personas no podriamos aprender, ir perdiendo cosas y sentir los golpes...el azar y el sentimiento a flor de piel..y el camino como sendero de la vida...besos.

Ana Pérez Cañamares dijo...

Gracias a los tres, chicos majos!
Para responder a tu pregunta, Enrique, te diré que son todos recientes. A menudo cuelgo el poema según lo doy por terminado (aunque verlo colgado en el blog a veces me da otra perspectiva y cambio alguna cosilla). No sé si lo he contado aquí alguna vez, pero la poesía es un primer amor recientemente recuperado, apenas hace un par de años. Con lo cual, aparte de unos cuantos poemas que tengo por ahí guardados de la infancia y la adolescencia, todos son de estos últimos dos años. Y como te digo, me gusta colgar el último que doy por terminado, apenas lo rescato de la carpeta que llamo "poemas en proceso", y que son los que están en fase de reescritura. Así que son -como dirían en los 40 principales- una completa primicia! Me alegra mucho que te gusten. Un abrazo y buen fin de semana.

Miriam G. dijo...

Me ha gustado, claro. Gracias a Dios, no sé lo cobran por nada, cada error nos da algo.

Un beso, Miriam G.

Jesús Alonso dijo...

Llega el lunes y uno que por motivos laborales tiene menos tiempo de entrar en los blogs, incluso en los más queridos, se da una vuelta por éste y comprueba una vez más que Ana sigue sembrada. Y que duré.

Enrique Ortiz dijo...

Pues Ana, eso ya huele a libro, eh, así que a trabajar en el verano. Es broma. Lo que más me gusta de todo lo que voy leyendo tuyo es ese tono muy uniforme que tienen, esa especie de instropección a través de elementos siempre externos. Voy a coger la etiqueta Poemas míos y volver a leerlos. Me gustan mucho, muchísimo, Ana.

Ana Pérez Cañamares dijo...

Miriam, me encanta tu puntualización. Se nota que no estoy muy optimista, pero creo que tienes toda la razón.
Gracias, Enrique, me gusta que me lo digas. !Coñis (como dirías tú), que tengo una voz que se ve desde fuera! Muchas gracias, valoro mucho que me digas tú esto. Y la verdad es que estoy trabajando diariamente, con muchas ganas.
Jesús, a ver si viene la recolección!!!

Anónimo dijo...

Es bueno que exista gente como tu, que puedan expresar de la manera que uno siente...
infinitas gracias por tu poema
Yocelyn

Isabella dijo...

cometí muchos errores en mi corta vida, recién hoy me me doy cuenta del precio que tengo que pagar...

Isabella dijo...

cometí muchos errores en mi corta vida, recién hoy me me doy cuenta del precio que tengo que pagar...

Isabella dijo...

cometí muchos errores en mi corta vida, recién hoy me me doy cuenta del precio que tengo que pagar...