El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

viernes, abril 20, 2007

Poema

Antes de la tormenta
las luces se apagan
las caras palidecen
el mundo alrededor
es una película antigua
rodada en blanco y negro

La ciudad, marchita,
resulta más honesta.
Más auténticos
nuestros disfraces
de figurantes.

Luego, cuando pase la tormenta,
volverá a mentirnos la vida
en fastuoso technicolor

7 comentarios:

Jimena Lassan dijo...

Es guay como vas dibujando la textura de los estados de ánimo. Siempre eficaz porque son tus palabras pura sensibilidad, que no sensibleria.

Un abrazo.

Sonia.

P.D. Acabé el poema que comienza con tu el epígrafe de tus versos, lo dejaré un rato en Mademoiselle...

kebrantaversos dijo...

Ana me da usted permiso para poder publicar alguno de sus poemas en mi humilde blog. un abrazote fuerte y reconfortante

Enrique Ortiz dijo...

Me gusta mucho el poema,Ana, y me encanta el uso de esa palabra tan en desuso: technicolor. Explica mucho.

Ana Pérez Cañamares dijo...

Gracias, Sonia. Me alegra que me digas lo de la sensiblería porque es algo que me pone los pelos como escarpias.
Kebran, permiso, más que concedido, agradecido, otro abrazo para ti.
Gracias, Enrique. Será porque estoy haciendo revisión de clásicos que me he bajado de la mula. Buen finde!

Fernando dijo...

No nos engañemos la vida es siempre de color...negro entre otros...muchas veces...pero seamos cariñosos y recojamos esos raticos que la vida nos regala..besos Ana.

Dia :) dijo...

Me encanta, como todo lo que he leido tuyo. Fantastico. Gracias por compartirlo.

Francisco Ortiz dijo...

Cómo me gustan tus poemas,llenos de imagénes y de ideas engarzadas en versos. Un abrazo.