El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

lunes, abril 02, 2007

Frase de McEwan

Leo esta frase de Ian McEwan: "La extrema crueldad es una falla de la imaginación". Es decir, la incapacidad para ponerse en la piel del otro. Había oído algo parecido en un documental sobre psicópatas que vi en televisión. Pero me ha parecido interesante la forma en que lo expresa y sintetiza McEwan.

6 comentarios:

JimenaLassan dijo...

McEwan tiene la mala costumbre de plagiar así que igual no ha sido él quien lo ha expresado y sintetizado. Es uno de esos autores encumbrados no sé muy bien cómo muy en la estela del ínclito Sr. Amis, mucho ruido y pocas nueces. Eso demuestra, Ana, eres mega buenecita,ja,ja,ja.

Ana Pérez Cañamares dijo...

O mega tontita, que es lo que me dicen mis amigos ;)
De McEwan me gustaron mucho sus cuentos, que leí hace mucho, así que no sé qué tal habrán envejecido. Las novelas me parecen más convencionales y en ocasiones aburridas. Expiación, por ejemplo, empieza muy, muy bien y se va poniendo tostón a partir de la mitad. Con Amis me pasa igual, me gustó El libro de Rachel, luego lo demás que he intentado leer me ha decepcionado. Sí, probablemente tienes razón, les supera su fama. Aunque cuando pillo una entrevista con ellos la leo, porque como personajes (McEwan con su extraña familia, Amis tres cuartas de lo mismo) me parecen curiosos.

ines dijo...

Hola Ana:
Soy Inés; por primera vez en meses, consigo enviar post., lo hago en el tuyo -y en el de Bea-, que me parece interesante y auténtico. Enhorabuena.
Lo de la crueldad es un tema difícil, después de todo también es crueldad que no podamos leer a Michaux y tantos otros -miles, te lo digo como asídua de buscadores de libros viejos- que como ya no "venden" no se reeditan...de acuerdo en que no es eso crueldad extrema, si no estuviese acompañado de todo lo que todos los días vemos. A mí personalmente ya me resulta difícil ponerme en mi piel, pero en fín.
¿Cuando vuelves? el otro día te estuvimos esperando.
besos y enhorabuena, me gustan tus poemas.
Inés Mendoza

Ana Pérez Cañamares dijo...

Hola, Inés, ya tenía ganas de verte por aquí, a ver si la técnica te permite estar más a menudo y que leamos tus comentarios -seguro que siempre interesantes!!!
Pues sí, crueldad son muchas cosas. Y a veces empieza con uno mismo, incluso cuando uno mismo es incapaz de ponerse en su propia piel.
Respecto a la tertulia, pues tengo muchas ganas, pero luego en el momento me abruma un poco salir y socializar, sigo bastante ermitaña y con los nervios pegados con celo. De momento le hago más caso a la parte de mí que tira hacia casa, a ver si la otra empieza a ganar más a menudo... Un beso, guapa, y gracias por todo

Francisco Ortiz dijo...

Cuánto bien reportaría que muchos que se creen importantes se vieran en la piel del otro, sí.

Jesús Alonso dijo...

O lo que es lo mismo pero expresado de una más vulgar y menos tremenda con aquella frase que tantas veces hemos oído: "cuando el diablo no tiene nada que hacer hasta con el rabo mata moscas". La crueldad encuentra su hueco cuando la imaginación no frena el aburrimiento. Hay pocas relaciones, sobre todo de pareja, que se hayan salvado alguna vez de sustituir una cosa por la otra.