El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

sábado, agosto 01, 2015

Reseña de Economía de Guerra, por Antonio Crespo Massieu, en Viento Sur.

Este libro es una crónica. Levanta acta de unos años de pasividad, indignación y esperanza. Años de economía de guerra, arrasados por la nueva religión del mercado, en que el expolio se justificaba con el discurso de lo único posible y los nuevos sermoneadores laicos nos decían desde sus púlpitos, habla El Roto citado al inicio de un poema: "Mi trabajo de economista consiste en hacer que parezca necesario lo intolerable". Miseria real, "eufemismos que matan", lo intolerable como norma.

Los diferentes apartados del poemario están jalonados por citas de Piloto de guerra, de Antoine de Saint-Exupéry y estos textos se integran con una rabiosa y sorprendente actualidad, dialogan con los poemas y recorren el mismo camino, del consentimiento a la rebelión, que la poeta, y nosotros con ella, hemos realizado. Porque este libro, de quien se nombra a sí misma diciendo "yo soy cualquiera", está escrito escuchando muchas otras voces: las de la Asamblea Popular del Paseo de Extremadura, la de "los dignos que luchan cada día por la dignidad de todos": pues, como afirma Mayakovski en la cita final: "La rotatva de los pasos sobre el papel de las plazas ha impreso esta edición". Frente a economía de guerra, economía poética. Aquí nada se excluye, todo es necesario: los textos ajenos, los agradecimientos, cada verso y cada pausa. Ahora que "la muchedumbre ya no es muchedumbre, es un pueblo, ¿como no habría de abrigar esperanza?", se pregunta Saint-Exupéry. Y Ana Pérez Cañamares responde: "Somos pueblo. Hasta aquí hemos llegado. No aguantamos más". Y sus versos exactos nos transmiten una certeza: "perderemos la guerra de las mayúsculas/pero la vida está de nuestra parte".

ANTONIO CRESPO MASSIEU