El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

martes, diciembre 13, 2011

Tenía veinte años, me miraba el ombligo y escribía un poema, sin pensar que podía haber alguien al otro lado (LX)

60.

Paisajes.
Animales que dudan.
Se enamoran de un blanco preciso
del que no quedará nada.
El recuerdo se desdibuja
por aquel punzante dolor de entonces
y los arrieros te llevan sin esfuerzo
por los caminos llagados de cascos.

ANA PÉREZ CAÑAMARES - A LOS 20 AÑOS