El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

jueves, noviembre 10, 2011

Tenía 20 años, me miraba el ombligo y escribía un poema, sin pensar que podía haber alguien al otro lado (LII)

52.
En el perfil azul de los tejados
están dibujadas por los pies de los insectos
las arrugas que recogerás maduras
y olvidarás en tus bolsillos
mientras los gusanos las comen con descarnados besos.
Ya no veo desde aquí la procesión, un momento después.
Ya no llora nadie. Mil hombres se arrastran solos sobre sus huesos amarillos.
A un lado los perros se aparean y alejan a la muerte,
profundamente avergonzada.

ANA PÉREZ CAÑAMARES - A LOS 20 AÑOS

1 comentario:

BaBel dijo...

final brutalísimo *.*