El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

viernes, abril 01, 2011

Tarde de abril, un poema de Aurelio González Ovies

(una ilustración de Greg Eason)



Tarde de abril


La luz, la tarde, el hombre,


el rebaño y el perro que regresan.
Las chimeneas que asoman sobre
octubre.
El pueblo y su silencio azul de cal y hortensias.
Vale la pena ser mortal y carne.

Tanta beatitud- un mirlo canta-
merece nuestra ausencia.

AURELIO GONZÁLEZ OVIES


Esta luz tan breve (poesía, 1988-2008.) Ediciones Saltadera. 2008

3 comentarios:

Sociedad de Diletantes, S.L. y Casilda García Archilla dijo...

Bonito poema y tranquilo y reposado, y bonita imagen de Greg Eason. Gracias, Ana, porque no conocía a ninguno de los dos.

Marciana o Mutante dijo...

Precioso.

Ana Pérez Cañamares dijo...

Me recuerda a tus imágenes, Casilda...