El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

miércoles, marzo 16, 2011

La India o el miedo: mi relato en Beatitud


La Terminal 2, dónde coño está la Terminal 2. No entiendo el inglés que hablan los hindúes, con ese acento que lo convierte casi en otro idioma: tan pronto como una palabra me invita a entrar en la frase, otra ya me está echando fuera. Sólo sé que acabo de llegar a Bombay y que tendría que tomar un avión a Goa, donde Susana y su amiga inglesa me están esperando; pero en la pantalla dice que el vuelo a Goa ha sido anulado sin especificar el motivo, y este billete que en mi país era sagrado ahora no es más válido que un papel que hubiera recogido de un charco. Alguien ha garabateado sobre él en una oficina cochambrosa y sólo entiendo que hay otro vuelo, no sé cuándo, que sale de la Terminal 2. Así que voy por los pasillos preguntando a policías adustos de grandes mostachos: ¿Bus to Terminal two? ¿Bus to Terminal two?, y sus explicaciones me resultan incomprensibles. En vez de fiarme de su lengua, sigo el dedo que señala una puerta, atravieso un pasillo, salgo a la calle y me monto en un autobús donde alguien, caritativamente, ha escrito en una pizarra: Bus to T2. Tiro mi mochila sobre un montón informe de bolsos y maletas, y nada más sentarme el autobús arranca. El aire denso que entra por la ventanilla sopla en mi boca; estoy mareada y confusa y soy una presa fácil para la humedad. El autobús sale de la Terminal 1 y se adentra en Bombay, y yo me derrito en mi asiento como mantequilla sobre una sartén.



Así comienza mi relato La India o el miedo, mi aportación a la antología Beatitud. Estoy feliz de estar en esta antología: por el tema, por los antólogos, por mis compañeros, por sus textos... Entre unas y otras circunstancias, creo que, de todos los que he escrito, La India o el miedo es el relato del que más satisfecha me siento.

Os dejo con un enlace a una entrevista que les hicieron a Vicente Muñoz y Nacho Escuín para laRepúblicaCultural.es. Y os recuerdo el blog de la antología: Beatitud.Visiones de la Beat Generation.

2 comentarios:

Hijos de Satanás dijo...

y no me extraña, Ana, porque no es para menos, ya te lo he dicho varias veces, tu relato es una maravilla integral, una joyita para engarzar... en este libro precísamente.

además de satisfecho, orgulloso de vosotros y el libro.

besos

v

Luna dijo...

Ya te lo dije. Tú te empeñas en que eres poeta, que sí, que nadie lo niega pero es que eres más, es que eres mucho más y este relato lo demuestra con creces, a mí me parece magistral. Y otra cosa te digo: me lo parecería aunque ni siquiera fueras mi amiga.
Besos.