El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

viernes, febrero 11, 2011

Un poema de Edith Södergran


LA CONDICIÓN

Sin acción
no puedo vivir,
aherrojada a mi lira
moriría.
Mi lira es para mí lo más alto del mundo
y siempre le sería fiel
si no fuese yo un alma encendida.
El que, con uñas ensangrentadas,
no abre una brecha en el muro de lo cotidiano
-aunque al salir por él perezca-
no merece contemplar el sol.

EDITH SÖDERGRAN
(Traducción de Jesús Pardo)

1 comentario:

Minisa dijo...

Lira, sol, contundetes palabras, las ideales y genuinas en cualquier poema. Bellisimo.
Bendiciones.