El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

viernes, junio 25, 2010

Un poema de Jorge Heras

Manja no me dejó subir a su apartamento la noche que la conocí pero sí a la noche siguiente

Vivía en Tibirkegade con su hermana pero me dijo que no era problema que se quedaría en su habitación y que no nos molestaría

Me personé allí a las diez con una botella de vino tinto español y Buffalo´66 en Dvd

Antes de que Vincent Gallo fuera a por Scott Wood a su club de streapteasse para cumplir con su venganza suicida estábamos besándonos y Manja contestó que sí cuando propuse que nos fuéramos a su cuarto

Había algunas réplicas de pinturas naif colgadas en las paredes y un póster de Heidegger señalando con el dedo hacia algún sitio

“Do you like Heidegger?” pregunté extrañado

“Yes I do but I don´t understand a word” contestó riendo

Mientras la besaba le saqué el jersey y la camiseta y descubrí que aunque Manja no creía en Dios llevaba un crucifijo de plata colgando sobre su pecho

Lamí su cuello y sus senos y descendí con la lengua por su vientre y la miré y estaba mordiéndose el dedo índice y señaló con su dedo igual que el de Heidegger que el camino del poema es como el camino del ser

Poema para la muerte.

Inacabado.

“poème abandonné”.
Paul Valéry.


Jorge Héras, del poemario inédito Copenhague.

2 comentarios:

Baptiste Bleu dijo...

Hola Ana,

Muchas gracias por subirlo a tu blog!!

Queda mucho mejor ahí que en mi archivo de Word :-)

Un abrazo grande!!!

Jorge.

Sociedad de Diletantes, S.L. y Casilda García Archilla dijo...

Gracias, Ana:
¿lo has recibido?
Besos