El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

jueves, abril 08, 2010

Vermeer, un poema de Wislawa Szymborska


Vermeer

Mientras esa mujer del Rijksmuseum
con esa calma y concentración pintadas
siga vertiendo día tras día
la leche de la jarra al cuenco
no merecerá el Mundo
el fin del mundo.

WISLAWA SZYMBORSKA, Aquí. Bartleby Editores, Madrid, 2009

(Una estupenda entrevista con la autora, en El país, puede leerse aquí)

4 comentarios:

CLAUDIO BURGUEZ dijo...

simple y hermoso, gracias.

J. M. dijo...

ese cuadro es un milagro; yo lo he visto al natural y no me lo creo, es imposible, no es verdad;

Vermeer es el mayor hijoputa de la Historia

Voltios dijo...

que tal todo ana, me gustó el poema bastante por cierto.

emilia y aitor dijo...

Como escribió Saiz de Marco, "Menos mal que, aunque el mundo es cruel y despiadado, no es solamente cruel y despiadado. Menos mal."

Yo creo que eso es lo que nos salva: que existe la maldad, pero no solamente existe la maldad.

Un abrazo.

Emilia Alarcón
zumo-de-poesia.blogspot.com