El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

miércoles, marzo 03, 2010

Un poema de Javier Das


Sales de casa.

El día está soleado
pero no te fijas en eso.

Tienes que ir al cuartel,

han puesto la foto
de los últimos muertos,
les rodearon ayer en el monte
y no pudieron hacer nada.

Son cuatro,
los ojos en blanco
y las bocas media abiertas.

El segundo
por la izquierda,
a él le reconoces.

Puede ser un amigo,
tu hermano,
tu marido,
tu padre.

Y te alejas
sin inmutarte,
sin llorar,
como si ninguna cara
te fuese familiar.

Vuelves a casa.

El guardia civil
controla a todo el que mira la foto.

Y si notan
que te emocionas,
si notan
que algo en ti te delata,
si notan
que sabes el nombre
o tienes parentesco con alguno,

entonces,

comienza tu interrogatorio.

JAVIER DAS

2 comentarios:

Javier Das dijo...

Muchas gracias, guapa...
muchas muchas gracias...

Yo no podré pasar por la jornada de puertas abiertas de tu nueva casita ya que no me pilla en Madrid, pero a ver si planeamos otro día y nos tomamos algo.

Un beso.
J.

Voltios dijo...

grande.