El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

lunes, febrero 01, 2010

Dos poemas de Cordón Umbilical, poemario de Gabriel Zanetti

Poema I

Perdóname no elegir una madre
sino una mujer para tu padre.

Perdóname hijo
por no querer tenerte.
Sé lo que te digo.
La memoria no da para tanto.

Perdóname
por traerte y no
por pensar en ti y no hacerlo.

Por morir.

Por no tener profesión y tenerla
por darte nombre y caracterizarte
por dejarte libros en vez de juguetes
papeles en vez de monedas.

Perdóname por ser dueño de nada
ni de estos versos que tú me dices.

Perdóname
porque te perdono
que vengas de mi sexo y no
de otra parte.





Poema II

Algo debes haber escuchado
en la cuna perfecta
llamada madre, llamada amor
donde no hay palabra que intervenga.

Algo debes haber escuchado
sé que las palabras se corroboran con los años
pero a mí no me alcanzará el tiempo:
cuando sea el momento estarás conversando con un ataúd
o con una fotografía
pensando en los portales de la vida
y en palabras como estas
que no alcanzamos a decirnos.



GABRIEL ZANETTI

2 comentarios:

Voltios dijo...

muy bonitos, ana.

Jenny jirones dijo...

Qué bien, Ana. Grabriel es estupendo y ese libro una maravillosa lectura.
Un besín