El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

jueves, diciembre 03, 2009

Hasta dentro de un rato largo

(foto de mi amigo el poeta Gsús Bonilla, tomada este año en Punta Umbría)

Con las entradas de hoy -dejo suficientes para pasar un buen rato por aquí- me despido del mundo blog hasta el próximo año. Sólo colgaré aquí algún aviso de recitales, lecturas o presentaciones. Me voy bastante cansada y algo dolorida por cosas que han pasado en este mundo, tan real como el que más, de los blogs y de internet en general, al que dedico gran parte de mi tiempo y energías. Aunque las aguas vuelvan a su cauce, una tarda cada vez más en recuperarse de los remojones inesperados.
No obstante, no quiero dejar pasar la oportunidad de dar las gracias a los lectores de este blog, y a los bloggers que leo casi a diario y de los que tanto aprendo, en particular las gracias a todos aquellos que se han hecho eco de mis poemas y que han ayudado a que La alambrada de mi boca alcanzara a lo largo de este año la segunda edición. Gracias por supuesto también a Ángeles y a Tito, editores de Baile del Sol. El año que viene verá la luz Alfabeto de cicatrices. El año que viene estreno casa. El año que viene espero aprender a que la pasión que pongo en todo lo que hago no me arrolle. Espero conservar a todos los amigos y fortalecer lazos, y que haya muchas ocasiones de reunirnos y celebrar aunque sólo sea eso, estar juntos. Para todos ellos, sigo estando en mi correo electrónico. Gracias. Salud y un fuerte abrazo.

19 comentarios:

Voltios dijo...

te voy a echar de menos, mucho pero que mucho mucho, si quieres hablar estoy donde ya sabes, y sino pues te buscaré que narices, que tener necesidad de una persona como tú es bueno.

Manuel Márquez dijo...

Que el descanso te sea fructífero, compa Ana, y que tus deseos y proyectos se materialicen conforme a tu voluntad. Y que te recuperes de esos percances dolorosos: el tiempo lo cura todo, o casi todo...

Un fuerte abrazo y hasta la vuelta.

Inma Luna dijo...

Ay guapa mía, que te quiero.
Descansa, organiza, estrena, disfruta...
Nos vemos ya mismo.

Javier Belinchón dijo...

Pues nada, Ana, que te siente muy bien el descanso y ya sabes donde estamos.

Un besazo.

KEBRAN dijo...

descansa. todos deberiamos parar un poco de blogs. yo ya lo he hecho
un abrazo fuerte
Kebran

Ángel González González dijo...

Carga las pilas, Ana, que se te va a echar en falta. Ojalá que esta pausa sirva para acrecentar el legajo de letras que de ti todos esperamos. Hay que ver siempre el lado positivo.
Abrazos y hasta la vuelta.

VELPISTER dijo...

pues yo que estoy en otros mundos imposibles acabo de encontrarte, y como tú, el año que viene te espero, aunque en mi caso no creo que vaya a ser menos asqueroso que este, y perdona la confidencia.
abrazo

pepe pereza dijo...

Vuelve pronto.
Besazo

Ismael Cabezas dijo...

Leo tu blog prácticamente a diario. Y lo seguiré haciendo cuando vuelvas. Un beso, Ismael.

Sonia dijo...

Aunque no comente siempre paso por aquí.
Un abrazo fuerte, Ana.

Begoña Leonardo dijo...

Espero que encuentres lo que buscas, o mejor, que sin que pongas mucho empeño llegue, que es como mejor se saborea...

Un cariñito y se feliz.

highesthopes dijo...

verdaderamente buen blog!!!!

Félix Menkar dijo...

Ana: Tu elección me parece aceptable y saludable....reflexión para volver a la acción, Muchos besos a ti y a M.

El viajero de una noche de invierno dijo...

No tardes.
¿Una jodida poeta? No; mejor una poeta jodedora.

SONIA FIDES dijo...

Descansa y vuelve con ansias renovadas. Yo como dice Ángel tambien te echaré de menos,el primer blog que leí en internet fue el tuyo. Ya estoy desando leer Alfabeto de cicatrices y no te preocupes por los remojones inesperados porque así las aguas venideras caerán con una fuerza inofensiva.

Un beso súper.

trovador errante dijo...

Ana, que ese espacio sea fértil, caminante y pacífico.

Un abrazo

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Con esa pasión arrollarás dificultades y avanzarás en los remojones. El año que viene me dará la razón.
Un saludo

Raúl dijo...

Algo tarde por lo que veo, pero me uno al grupo de tus lectores asiduos.
Un saludo.

Viktor Gómez dijo...

Ana:

A los estultos, a los dogmáticos, a los gualtrapas, a los borregos, a los perros del amo, a los útiles, a los sentenciadores ¡qué les den!... y si les gusta, ¡qué no les den!

Desde Valencia un beso y muchos ánimos para el 2010, Ana.

Víktor

P.D.: ganas de poder tocar ese nuestro "Alfabeto de cicatrices"