El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

viernes, septiembre 18, 2009

Pliegos de poesía: Manuales de instrucciones

En el blog Instrucciones para abrir una caja fuerte, se pueden descargar los cinco primeros números de los pliegos de poesía "Manuales de instrucciones": Éstos son los siguientes:

- LXS de tu clase, tres poetas argentinos.

- Emergencia del escucha, poemas de Eduardo Milán. Entre escuchas. Pérdida, conversación con Eduardo Milán.

- Campo de retama, 13 poetas italianos contemporáneos.

- Crónica del incendio, antihaikús de Jesús Ge

- Trabajos de purificación, poemas de Miguel Ángel Curiel.


Aquí se explica un poco más estre proyecto:

Manuales de instrucciones es una publicación gratuita
para la difusión de la poesía. Algunos números son
un espacio abierto a la obra de poetas actuales (material
inédito, antologías, entrevistas, acercamientos críticos…)
y otros son el manual de instrucciones de uno o varios poetas
sobre un momento o lugar concreto de la poesía.
De periodicidad y formato variable, los Manuales nacen
vinculados estrechamente a la realización de encuentros y
recitales poéticos.
Esta es la versión digital de la edición en papel de 1000
ejemplares, que fue presentada en abril de 2009 en la Feria
del Libro de Valencia y en la XVI edición de Edita en
Punta Umbría, Huelva, junto con los poetas agrupados en
torno al Café Cultural El Dorado de Valencia.


Y, sin menosprecio del resto de pliegos de poesía editados, destaco, sencillamente porque me estremecen, los antihaikús de Jesús Ge. Copio aquí parte de la presentación que Pedro Montealegre le ha hecho a Crónica del Incendio, y unos cuantos antihaikús.


LOS RESTOS DE LA BODA TRAS LA EXPLOSIÓN

El haikú es una de las formas de poesía
tradicional nipona. Se ha introducido en la
literatura contemporánea gracias a la lectura y
traducción de escritores occidentales —desde Valle
Inclán, pasando por Ezra Pound, el trabajo de los
objetivistas anglosajones, el mismísimo José Luis
Borges, José Watanabe en Perú, etc.—, así como
por la influencia que los inmigrantes japoneses
han ejercido en los nuevos territorios de acogida.
La academia lo define como tres versos de cinco,
siete y cinco sílabas, sin rima, en la que se haga
patente una estación del año, situaciones cotidianas
contadas con claridad y sencillez, en consonancia
–se nos dice– con una filosofía y estética zen.
Con lo anterior quiero decir, al leer los
anti-haikús de Jesús Ge hoy publicados, que estos
textos pretenden, en apariencia, estar en
contra de la norma inicial y antepone el prefijo
“anti” como un acto de rebeldía, de pancarta,
de performance, o quizás mejor, como
una clara ironía, un decir simulado ante lo que

en el papel, en realidad, es casi tan académico
y bien hecho como cualquier colección de haikú
tradicional. Quiero decir: salvo la contemplación
de una época del año, la métrica permanece inmutable.
¿Entonces por qué anti? Quizás porque con
esta mención pretende dar a conocer una mezcla de
varios tipos de esta forma textual, poco conocidos
o difundidos pero que ya existían: el haikú cruel, el
haikú pedagógico y el proselitista (de acuerdo a la categorización
del especialista español, Vicente Haya).
Creo que el aporte de Jesús Ge está en fundir estas
tres formas de concebir ese texto, y que, precisamente,
son las tres formas casi marginales, marginales
digo, para la recepción más normalizada de
este tipo de poesía y las visiones más generalizadas
sobre ésta. Por eso viene la ironía del prefijo
y por eso las otras preguntas: ¿funcionan?, ¿dan
en el clavo? Yo creo que sí. Para mi lectura sí lo
dan. Y creo que más lo hacen cuanto más fotográficos
son.


(seguir leyendo aquí)

Y aquí una muestra de los antihaikús:

amontonados
los restos de la boda
tras la explosión


tiran la estatua
del último dictador
nuevo gobierno


llega la carta
a casa del soldado
después del cuerpo


caen las torres
por el aire papeles
y secretarias

JESÚS GE

(por mi parte, enhorabuena a todos los implicados en estas ediciones).

2 comentarios:

salvadorpliego dijo...

Lo que he leído en este blog me pareció de mucha calidad. Un placer conocer este espacio. Te felicito.

Jesús Ge dijo...

Muchas gracias, Ana, por hacerte eco de este proyecto de Manuales de Instrucciones.
Es para mí un honor forma parte de los contenidos de tu blog.

abrazos desde Valencia.