El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

jueves, diciembre 04, 2008

Un poema de Katherine Mansfield

A L.H.B. (1894-1915)


Anoche por primera vez desde tu muerte
caminé contigo, hermano mío, en un sueño.
Estábamos otra vez en casa junto al arroyo
bordeado de altos arbustos de bayas, blancas y rojas.
"No las toques: son venenosas", dije.
Pero alzaste la mano, y vi un rayo
de extraña risa luminosa en torno a tu cabeza
y cuando te agachaste vi que las bayas fulguraban-
"¿No te acuerdas? !Las llamábamos el Pan del Muerto!"
Desperté y escuché el gemido del viento y el rugido
del agua oscura al caer sobre la costa.
¿Dónde -dónde está el camino del sueño para mis pies ansiosos?
Junto al arroyo recordado está mi hermano
esperándome con bayas en las manos...
"Estas son mi cuerpo. Hermana, tómalas y come."

KATHERINE MANSFIELD, Té de manzanilla y otros poemas. Editorial Bajo la luna. Buenos Aires, 2006.

3 comentarios:

paula dijo...

leí este libro de poemas hace un tiempo, y es uno de esos libros a los que siempre deseo volver.
en sincronía con este post, ahora estoy leyendo su diario, en el que podemos ver con detalle el amor incondicional que la unía a su hermano, y la profunda tristeza, irreparable, que le produjo su muerte.
ambos libros, sus poemas y su diario, establecen un diálogo único.

Ciertamente dijo...

Gracias Ana por el precioso poema de esta poeta que no conocía, y Paula por el añadido.
Saludos

María Socorro Luis dijo...

Qué placer leer poemas así.
Extraordinaria poeta.

Abrazos, Ana.