El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

lunes, octubre 13, 2008

El David de Miguel Ángel, un poema de C.A.Makkkafu

Los genitales del David de Miguel Angel
hacen reír
nerviosamente
a las turistas niponas
sentada en un banco
las miro a ellas
le miro a él
me quedo
con la suavidad del mármol
aún opinando
que sus manos
son demasiado grandes
y que sus genitales
cuelgan
fríos y muertos
sobre unaspiernas
que giraron
sobre el polvo
hasta vencer a Goliat.

C.A. MAKKKAFU

(Tomado del blog Poesía sin azúcar. Gracias)

1 comentario:

Enredada dijo...

muy buena poesía..
un beso