El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

jueves, julio 24, 2008

Revista Youkali

Os recomiendo visitar la Revista Youkali, donde, entre otras muchas cosas, hay poemas recomendados por Antonio Orihuela, de poetas amigos y admirados como Begoña Abad, Antonio Martínez i Ferrer, etc. Copio aquí el poema de Begoña Abad, porque me pilla en una época en la que me siento especialmente identificada con sus palabras. Me pregunto cuántos años tendría ella cuando lo escribió.
Sé de qué lado ando...
Sé de qué lado ando
lo que defiendo,
qué bandera elijo,
igual que sé el color de tus ojos
y el hueco de tu ausencia.
Sé la medida del dolor
que soporta un hombre
y la del amor
que entrega a puñados
una mujer.
Conozco el calor que no se olvida
cuando se tuvo en brazos
un niño dormido
o un hombre despierto.
Recuerdo que fui niña
y el largo camino
que me cambió en mujer.
Ahora que sé tanto
y me queda por aprender
todo lo que aún desconozco,
tomo lecciones
cada madrugada
y a la vida
le pregunto sin miedo,
como niña,
entusiasmada por cada respuesta
que me ofrece.
BEGOÑA ABAD

2 comentarios:

Aracne dijo...

Maravilloso. Estoy de acuerdo contigo, yo me he sentido descrita cuando lo he leído. Sigue ofreciendonos estas gotitas de placer.

Viktor Gómez dijo...

Y no acabamos de aventurar la emergencia de poetas, conocidas o reconocidas, anónimas y discretas ú olvidadas y recuperadas, que nos dan buena cuenta de ese mapa terrible y fabuloso de la experiencia humana de ser en sí, que es casi siempre un ser en referencia con los otro, con lo otro. No es menos que lo sentimental, sino su propia raíz que sube y se endurece en el tronco, para aligerarse, para flexibilizarse en la copa de ramas verdes y hojas tiernas, frágiles. Begoña Abad denota una sensibilidad arborea, hacia esa naturaleza del afecto, la curiosidad, el aprendizaje vital que luego su poesía resume y expone con claridad y belleza. Eso que es tan difícil, al no ser cursi ni irresponsablemente impostor, al ser sentimental, pero no banal, ñoño, simple.

Gracias, Ana, por aproximar voces que suman, discretas, concisas, esmeradas.

Tu Viktor