El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

viernes, julio 25, 2008

Miedo, un poema de Rafael Pablos Troyano

MIEDO
El miedo son doscientas páginas
de apuntes ignorados
hasta la noche anterior al examen.
El miedo es hojear revistas del corazón
en la sala de espera del dentista.
El miedo es oye-tío-hazme-un-favor.
El miedo es un trozo de costo
olvidado en no se sabe dónde.
El miedo es un condón roto
acurrucado a los pies de la polla.
El miedo es subirte al Ford Fiesta
blanco de un amigo borracho
un sábado cualquiera
con un yo condrolo
como único airbag.
El miedo son venas como cebos
para cazar cuchillas de afeitar
en las noches de mucho calor.
El miedo es vivir en una continua
cita a ciegas con el futuro.
El miedo es aguantarle la mirada
a cualquier simio uniformado.
El miedo es sujetar con una mano
las bragas de una perra cachonda
y con la otra tu rabo en coma etílico.
El miedo son los libros de Umberto Eco.
El miedo es el careto de los putos viejos
que se compran La Razón.
El miedo es un teléfono
que parece que va a reventar
a las cuatro menos diez de la madrugada.
El miedo es un gato jugando
con TU vinilo del It’s Alive de los Ramones.
El miedo es hablar con alguien
capaz de convencerte.
El miedo es enfrentarte a cuerpo
con un poema para cazarlo vivo
sin causarte ni causarle mucho daño.
El miedo es estar en las afueras,
rodeado de campos de girasoles,
en casa de un traficantucho
que se ha entretenido en enseñarte
(por este orden)
un vibrador en el dormitorio,
una escopeta en el salón,
sus cojones por el albornoz abierto
y estás demasiado ciego
para reaccionar.
El miedo es desconocer dónde desembocará
el caudal de mala leche que me anega.
El miedo es el olor de los hospitales
El miedo es leer el tractac del lobo estepario
como el que se mira en un espejo deforme.
El miedo es volver a estar a solas con ella
con un puñado de palabras que llevan
TU vida como ofrenda en sus manos,
temblando en la cornisa de los labios
sin atreverse a saltar
porque no saben si la respuesta
amartillada que les espera
está cargada con balas de verdad
o con salvas de fogueo.
RAFAEL PABLOS TROYANO
(Tomado del blog Falso directo. Gracias.)
Rafael Pablos Troyano

4 comentarios:

amor y libertad dijo...

el miedo es no saber qué siente ella y no saber qué decirle

un beso, ana,

santiago

BACO dijo...

Enorme poema, y lleno de verdad.
Tomo nota.

rafaelpavonreina dijo...

El miedo es la mano que retuerce tus entrañas y que de vez en cuando se hace presente para recordarte que estás vivo...

Lazarov me marea dijo...

a ver si con este eco que usted, entre otros y otras poetas, se ha hecho, conseguimos que este señor se haga un blog, coño!!