El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

martes, abril 01, 2008

Trabajo, poema de Cintio Vitier


Esto hicieron otros
mejores que tú
durante siglos.
De ellos dependía
tu sensación de libertad
tu camisa limpia
y el ocio de tus lecturas y escrituras.
De ellos depende
todo lo que te parecía natural
como ir al cine
o estar triste, levemente.
Lo natural, sin embargo, es el fango,
el sudor, el excremento.
A partir de ahí, comienza
la epopeya, que no es sólo
un asunto de héroes deslumbrantes,
sino también
de oscuros héroes, suelo de tus pisadas,
página donde se escriben las palabras.
Deja las palabras, prueba
un poco lo que ellos hicieron, hacen,
seguirán haciendo
para que seas:
ellos,
los sumidos en la necesidad
y la gravitación,
los molidos por los soles implacables
para que tu pan siempre esté fresco,
los atados
al poste férreo de la monotonía
para que puedas barajar todos los temas,
los mutilados
por un mecánico gesto infinitamente repetido
para que puedas hacer
lo que te plazca con tu alma y con tu cuerpo.
Redúcete como ellos.
Paladea el horno,
come fatiga.
Entra un poco, siquiera sea clandestinamente,
en el terrible reino de los sustentadores
de la vida.


(Poema recibido a través del mail de Enfocarte. Cintio Vitier es un poeta cubano).

5 comentarios:

Marta Sanuy dijo...

Un poco conocido e importante poeta cubano diria yo. Un abrazote Ana.

paupablo dijo...

Me he quedado impresionado, menudo pedazo de poema. Me encanta, simplemente.

Gracias por compartirlo.

Viktor Gómez dijo...

Cintio Vitier tiene un par de poemarios en Pre-textos estupendos.

Pocos como él han hablado de la pobreza, de la miseria y de la dignidad. Y pocos han sabido escribir con tan medida ira, con tan serena indignación, con amor tan primordial.

Igual cultivó el soneto que el verso libre. Admiró a Lezama Lima, Vallejo o Juan Ramón por igual.

Fue el "hijo único de una declaración de amor"...

Un beset,

Viktor

Enredada dijo...

Realmente poema genial
Hoy, día de Memoria en mi país, me hace reflexionar y mucho, sobre todo lo que nos pasa...todo lo que nos pasó,
gracias por este post.
Un abrazo

Ana Pérez Cañamares dijo...

Me alegra que os guste.
Yo confieso mi ignorancia, no lo conocía hasta que recibí este poema. !Tanto por leer y aprender!
Víktor, como siempre, veo tu espalda allá lo lejos, por delante, siempre por delante. Eres un fiera.