El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

lunes, abril 28, 2008

La cortesía de los ciegos, poema de Wislawa Szymborska




Un poeta lee poemas a unos ciegos.

No se imaginaba que fuera tan difícil.

Le tiembla la voz.

Le tiemblan las manos.


Siente que cada frase

debe superar la prueba de la oscuridad.

Tendrá que arreglárselas sola,

sin luces ni colores.


Peligrosa aventura

para las estrellas de sus poemas,

para la aurora, el arco iris, las nubes, los neones, la luna,

para los peces hasta ahora tan plateados bajo el agua

y los azores tan callados, altos en el cielo.


Lee –porque ya es demasiado tarde para no leer—

sobre el niño de la cazadora amarilla en el verde prado,

sobre los tejados rojos que se pueden contar en el valle,

sobre los vivaces números en las camisetas de los jugadores

y sobre una mujer desnuda tras una puerta entreabierta.


Quisiera omitir –aunque eso no es posible—

a todos aquellos santos en la bóveda de la catedral,

aquel gesto de despedida desde la ventana del vagón,

la lente del microscopio, el destello del anillo,

y las pantallas y los espejos, y el álbum con rostros.


Pero grande es la cortesía de los ciegos,

grandes su compasión y su magnanimidad.

Escuchan, sonríen, aplauden.


Alguno de ellos incluso se acerca

con un libro patas abierto al revés

pidiendo un autógrafo invisible para él.



WISLAWA SZYMBORSKA

Dos puntos, trad. de Gerardo Beltrán y Abel A. Murcia Soriano. Editorial Igitur, 2007


(No dejéis de ver, por favor, la reseña que de este libro hace Nere Basabe en La tormenta en un vaso).

7 comentarios:

tournesols dijo...

Hola señorita,
me han hablado muy bien de usted y he decidido anidar un ratito por aquí con su permiso :)

Estuve a puntito de dejar que Ll. me secuestrara a Valencia, una pena no haber volado hacia allá.

*

Ana Pérez Cañamares dijo...

Invitada estás siempre que quieras... Los amigos de Ll. son mis amigos.
Lo de Valencia estuvo estupendo, aunque las ojeras me ocupan media cara. Todo muy intenso!
Un abrazo

Nuria dijo...

a Szymborska la leo bastante, me encanta esta mujer. Precioso poema Ana
Hola Laurita

without dijo...

Hola Ana,

Darle color a las palabras, para el que no ve, pueda sentirlas.

Me he dejado impregnar un poquito más por estos versos.

Gracias

Alfman dijo...

Qué maravilla... y pobre poeta!¡Qué mal rato!... Pero, que tendrá la poesia que hasta a los que creemos ver, durante un instante, parece curarnos la ceguera... gracias, besos...

Víctor González dijo...

Profundo. Varios poemas en uno. Yo lo ntento con los micros también, y no siempre lo consigo.
Volveré, hay blogs comunes.

Ana Pérez Cañamares dijo...

Szymborska es valor seguro. Te hace pensar profundamente y con una sonrisa o con un estremecimiento.
Un abrazo a todos.