El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

jueves, enero 31, 2008

La herencia, poema de Isabel Pérez Montalbán


La herencia


El frío inconsolable de los pobres.
No basta la abundancia para arropar el frío
que se hereda en los genes y nace del escombro.
No hay leña que derrita tanta nieve embrionaria.
Se encienden chimeneas. Con la lana se teje un sol,
un armario de soles, un paño de artificio.
Se adquieren edredones como un nido de pájaros.
Y el frío, por debajo, permanece.
De la médula vuelve la trastienda del hielo
a cubrirme los ojos como sangre reseca.

Ya todo es negritud, glaciar y sangre.
Por mis venas se espesa la eutanasia de un río,
el brutal abandono de la mano paterna,
los hermanos perdidos en la prisa de un puente.
La enfermedad congénita me vigila larvada,
se burla de mi huida cuando cambio de nombre
y usurpo los derechos de otra vida.
Ya todo es cicatriz, hospital y alacranes.

Se conquistan los barrios, la blancura
de las liendres y el suero. Se aprende la costumbre.
Se accede a la oficina, al ropaje, a la fiebre,
al calor esponjoso de los cuerpos.
Y el frío, sin embargo, permanece.

(Cuántas veces he leído este poema, y siempre vuelvo a encontrármelo con un temblor).

5 comentarios:

Jesús Ge dijo...

IMPRESIONANTE!!

Nunca había leído a esta mujer. ¿De qué libro sale esto? ¿EStá editado?
Por favor,... lo necesito.

Gracias, Un beso.
Jesús Ge.

Jose M. dijo...

todo es cicatriz, tremendo... gracias, poetisa, por decir lo que todos sabemos de esa otra manera

Miriam G. dijo...

Al final va a resultar que todas las poetas son guapísmas.

Magnífico poema, gracias Ana. Buen fin de semana.

Un beso, Miriam G.

Ana Pérez Cañamares dijo...

¿A que es maravilloso?
Jesús, este poema pertenece a un libro llamado Los muertos nómadas, editado por la diputación provincial de Soria en el 2001. No estoy segura, tendría que comprobarlo, si aparece también en Once poetas críticos de la poesía española reciente, editado por Baile del Sol.
Besos a todos

Enrique Ortiz dijo...

(Uff, qué retraso llevo, Ana) Pérez Montalbán, desde que la leí en Feroces, me parece una de las poetas con una voz más singular y más cosas de decir de nuestro panorama. Siempe acierta, los poemas son como una ráfaga feroz de verdad. Gracias por traerla, Ana y un abrazo :)