El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

martes, noviembre 20, 2007

Soy una mierda de poeta, poema de Carlos Salem

SOY UNA MIERDA DE POETA

Soy una mierda de padre
una mierda de marido
apruebo raspando como amante
y siempre cateo como amigo.
y últimamente
he sabido que también
soy una mierda de poeta.
Porque un nenúfar me sigue pareciendo
un coño mustio
más que una sutil alegoría
de las murallas milenarias me interesan
más los triunfos nocturnos
que las brillantes derrotas a mediodía
y de los héroes la duda
y también de los malvados.

Soy una mierda de poeta
lo sé
porque me niego a exprimir mis palabras como piedras
o rocosas naranjas
hasta extraerles un zumo
tan volátil y exquisito
que sólo puedan disfrutarlo un par de selectos paladares.
y apenas me intereso por el sentido de la vida
cuando padezco una bronquitis aguda
o se irritan las ingles
y sus queridos suburbios.
Soy una mierda de poeta
porque dejo sueltas por el patio
a mis metáforas
y luego se escapan o se mueren
porque mi búsqueda del final del universo
nunca llega más allá de tres baldosas
y si la rima se arrima
la dejo seguirme por un rato
y después la espanto
por si acaso.

Soy una mierda de padre
una mierda de marido
apruebo raspando como amante
y siempre cateo como amigo.
y últimamente
he comprendido que también
soy una mierda de poeta.

Pero si un día
la poesía te pide ser
bufanda y bandera de la gente
lanza con hambre
florete sin bolita de pretextos en la punta
si quiere convertirse en un NO
más grande que un tsunami
y no sabes qué hacer
llámame al móvil
cabrón.
Soy una mierda de poeta
pero puede
que tenga para darte
un par de ideas.

(Gracias a Carlos por ser tan acogedor y generoso; por fin le conocí el viernes pasado en el Bukowski. Podéis seguir leyéndole en su blog, El huevo izquierdo del talento. Como podéis ver, hoy no me funcionan los enlaces).

4 comentarios:

Matilde Selva dijo...

Me gutó. Me identifico. Todos somos una mierda en algo, seguro.

Besos

Miriam G. dijo...

Uno lee el título y claro no se puede resistir a leerlo, luego lee el resto y no defrauda. Quizá y mira que soy osada dando opiniones le sobran los últimos cuatros versos. Y cuando digo sobran es porque el lector ya se ha dado cuenta que el que habla alguna idea tienes. Juro no volver a opinar de lo que no sé.

Un beso, Miriam G.

Matilde Selva dijo...

A mi no me parece que le sobren...porque he entendido qu ese refiere a la última estrofa. Es mi opinión.
Carlos, entré a tu blog y leí Halloween forever, también me gustó mucho. Y eso que no me agradan los poemas largos, prefiero el intermedio entre el largo y el demasiado breve...el intermedio entre la poesía muy poética y la poesía a la que se le ha extraído toda la poesía...como dices en estos versos. Tampoco tengo preferencias definidas, escribo de todo y leo de todo, cualquier estilo o forma es buena si comunica, son los poemas, no los autores ni estilos, los que me llegan o no. Y los tuyos me gustan.
Gracias Ana, por darnos a conocer gente interesante.

Un abrazo

carlos salem dijo...

Gracias por los comentarios, y gracias a Ana, que no para de conectarnos...