El blog de Ana Pérez Cañamares - poeta

viernes, abril 27, 2007

Títulos pendientes

Sigo preguntona y confesional. Últimamente ha habido en blogs que frecuento distintas votaciones para elegir la mejor novela española (el blog de Enrique Ortiz), los mejores libros de relatos publicados desde 1982 (el síndrome Chejov) y los mejores libros de poesía publicados desde ese mismo año (Frank invita). Como muchos de los que participaron, incluso para quienes las promovieron, las votaciones nos dan alergia porque poner a competir libros que quieres es como elegir entre papá y mamá. Pero, sin embargo, muchos las hemos encontrado útiles para recabar títulos pendientes, junto con comentarios jugosos. Para descubrir, una vez más, la inmensidad de nuestra ignorancia y, en lo posible, ponerle remedio.

(Se me acaba de ir el hilo completamente. No suelo hablar de música aquí, pero es que estoy escuchando los grandes éxitos de The Cure y me ha dado un ataque de dieciochoañerismo y siniestrismo y estoy dando botes y echando de menos mis botas Martens.)

A lo que iba. Estoy redactando -en parte por masoquismo- una lista de esos libros considerados imprescindibles y que yo NO he leído. Esos libros que cuando pronuncias delante de alguien te mira con cara de !pero cómo es posible! Y me gustaría preguntaros por vuestras, más que lagunas, mares muertos, culturalmente hablando.

5 comentarios:

Miriam G. dijo...

Jo, Ana guapa, ¡qué laguna ni qué mar muerto! Soy un oceano... ja, ja, ja... No creo poder ayudarte en este punto.

Un beso, Miriam G.

Mariano dijo...

¡Lagunas literarias, todas! Hay tanto que leer y tan poquitas horas/días...
Me queda por leer casi todo. Pero reconozco, con vergüenza sincera, que no he leído nada de Vargas Llosa, pero estoy a punto de remediarlo.

Paula dijo...

Confieso: por ejemplo... aunque no lo creas, todavía no leí "Cien años de soledad" (una de mis grandes deudas), de Proust, sólo leí "Sobre la lectura" (tan breve como bellísimo) y el Tomo I de "En busca del tiempo perdido" (pero honestamente, no creo que nunca vaya a leer los siete tomos). Del "Quijote", sólo leí algunos capítulos (otra gran deuda). Leí toda la poesía de Borges, pero me faltan la mayoría de sus cuentos (por motivos similares a los tuyos). Y son tantos, tantos los libros que no he leído! Cada vez que voy a la librería, me hace muy feliz saber que aún hay muchísimo por seguir leyendo, y que eso, nunca, nunca, tendrá fin. Siempre habrá algo más por leer.

Enrique Ortiz dijo...

Me pasa lo mismo: tengo cosas pendientes y me temo que imprescindibles. Me parece (ahora que circula por ahí un libro francés que te ayuda a hablar de libros que no has leido) que no son siquiera faltas leves y hay que comprender que a alguien no le guste el quijote o no haya leido a Proust. Abrazo, Ana.

Ana Pérez Cañamares dijo...

Mariano: compartamos vergüenza: yo sólo he leído "Conversación en la Catedral", y me pareció, en su momento, un libro soberbio. Pero no he leído nada más de Vargas Llosa. Algún muro de prejuicio me frena...
Paula: yo empecé hace mil años "En busca del tiempo perdido" y aunque por un lado me fascinaba por otro me irritaba, su ritmo y el mío no coincidían... Hay libros que pertenecen a momentos concretos, y ese momento no llega nunca, pues mala suerte, ¿no? El Quijote lo he leído pero siempre de mala manera (para el cole, para la facultad, este capítulo me lo salto, este me aburre, este me lo releo, aquí corro, aquí resumo...). En fin, que nunca lo he disfrutado. Me hace gracia que te sientas feliz en una librería. !Yo lo que siento es angustia!
Jo, Enrique, me da alivio leerte. Yo es que soy muy culposa (por eso busco expiaciones como esta de las confesiones públicas). Si yo pienso qué imprescindibles debo leer, así, sin reflexionar mucho, se me ocurren dos: El hombre sin atributos (lo siento, Marta) y Viaje al fin de la noche. Entono el mea culpa.